Menu Close

1. Miedo a escribir

Tengo miedo de que esto se convierta en algo más que odio: cada que me atrevo a hacer algo que me gusta pierdo las ganas después de un tiempo. Simple y sencillo pero brutalmente doloroso, siento que nunca podré encontrar eso que me apasione tanto que no pueda abandonarlo, que en verdad no quiera hacerlo.

Las letras me dan mucha… confianza, pero el darles un sentido mayor, el convertirlas en parte de mi, en una actividad por hacer, el tratar de llegar a la gente hace que no pueda evitar frustrarme desde ya por el simple hecho de llegar a publicar cosas sin sentido, porque mi opinión no sea en realidad buena, porque no sirva para nada, porque caiga en plato roto, porque sea una más de mis tonterías.

Me da miedo el no tener de qué escribir, no lograr generar contenido de valor, miedo de caer en esta era del famoso YouTube donde a los Vlogger’s básicamente se les consideran inútiles hasta que logran algún éxito o de verdad fracasan, pero si nos ponemos a pensar en realidad ante cualquier situación desconocida a la que uno se lanza (ya sea escritor, actor, cantante, video blogger…) a todos se les juzga, se les consideran tontos y arriesgados, incluso bajo una sábana de preocupación verdadera y honesta se les recomienda que no lo hagan, que no se dejen llevar porque morirán de hambre ¡Y aún así hay gente que lo hace! Que se lanza, que lo intenta, que le vale madres lo que dicen los demás y son realmente ellos los que lo logran… o fallan, lo vuelven a intentar y entonces sí lo logran… o no, pero no se quedan con las ganas, lo viven hasta sus mayores consecuencias y no se arrepienten de lo sucedido, aprenden de ello.

Quizá sea eso lo que deba hacer, quizá realmente solo ocupaba ponerme a escribir sin más, recordarme el por qué escribo –que en gran parte es para mí mismo– quizá esta sea mi primer entrada.

Solo quizá…

Seguido de esto me puse a escribir en un género más poético -de forma totalmente amateur debo aclarar- pero reconozco y hasta admiro mi propia capacidad para perderme en las letras, para transmitir mi interior a través de ellas y no razonarlo hasta terminarlo. Sin más, un poco de poesía.

Tengo miedo a la escritura.

¡Tanto miedo! ¡Tanta pena!

Tengo miedo a que me aprese en su condena.

Miedo a sentirme grande, a sentirme vivo, miedo a crecer y de pronto,

así sin más, derrumbarme y caer arrodillado ante sus letras.

Tengo miedo a la esperanza de lograr mi cometido,

a ser alguien en la vida y aún así ¡No encontrarle sentido!

Tengo miedo… a disfrutar, a sentirme cómodo, a gusto,

a creer que lo he logrado y de pronto, sin aviso, perderlo todo.

Tengo miedo a mis errores, a mis fracasos y a mis propios temores, a luchar por lo que quiero y al final verme nuevamente indispuesto, perdido una vez más en el abismo de mi indecisión, de mi poca voluntad, de mi falta de compromiso y mi eterna habilidad por nunca terminar lo que inicio.

Me aterra perderle el cariño y arrepentirme de todo lo pedido, de todo lo perdido, ser otro más del montón que se pierde en el camino y se ve forzado a volver, a renunciar a sus sueños, a morir y seguir vivo.

Tengo miedo a decepcionar. Padres, familia, amigos. ¡A mí mismo!

Es tan grande el personaje creado en mi mente, tan grande su grandeza, que nada alcanza para complacerlo. ¡Nunca nada es suficiente!

Tengo miedo, sí, mucho miedo, me tiemblan las rodillas y se me eriza el vello, pierdo el sentido de mis letras y caigo rendido… pero aún camino, aunque me detenga por momentos.

¡Estoy repleto de miedos! Sí, pero también soy valiente y aunque “joto”…

¡Tengo huevos!

Esta entrada se vuelve un propio ejemplo de que los temores pueden afrontarse y hasta usarse en beneficio, “sacarles jugo”.

Recuerda que las mejores cosas de la vida vienen escritas o lo estuvieron previamente, gracias por leerme en Fi… con letra.

Posted in Escritura, Vomito mental

2 Comments

  1. Pingback:4. Una burbuja es tan frágil como su propia esencia y tan resistente como el material con el que fue soplada – Fi… CON LETRA

  2. Marissa Pastrana Añorve

    Voy a escribir mientras voy leyendo… lo primero q leo y ya me identifico! Me ah pasado toda la vida , que inicio algo que me apasiona y lo dejo! Y deje de escribir para atenderte y leerte! Vivimos ahogados por deseos ! Por formas de liberarnos! Hace tanto yo escribía … llenaba libretas con dibujos y letras! ♥️ Te amo para la eternidad! En tus escritos encuentro a mi maría!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *