Menú Cerrar

15. Una, otra y otra vez.

Quisiera mentir.
Quisiera fingir.
Y así pronto decir:
-¡Al fin soy feliz!-

¿Y creérmela?

A veces escribo de más,
a veces esbozo mi idea de paz.
Cuando siento que quiero gritar
prefiero callarlo, pensar. Razonar.

Y creérmela.

Pues lo anhelo con todo mi ser
llegar a ese lejano final.
Si el esfuerzo y tanto dolor
será valioso precio a pagar.

Ese que ya me ha restado;
alguno que yo ya he pagado.
Por este sueño idealizado:
gigante, enorme, pesado.

¡Y creérmela!

Porque solo puedo llorar
Y me quiero tanto rendir.
Correr de vuelta a mi hogar.
De este sueño dimitir.

Perder ante el miedo,
ante tanta soledad.
ante la incertidumbre,
el rechazo y la ansiedad.

Buscando sanar, vivir, encontrar.
Girando en el mismo punto:
sobre mi propio eje.
Sin aparente final.

Y me desespero.

Al punto de querer salir huyendo,
a punto de salir corriendo.
Pero me detengo.

Y aspiro…
Y respiro…
Me conecto.

Me permito sufrir;
Me permito sentir.

Y creérmela…

Así sea de día,
así sea de noche;
no hay un descanso,
no hay un escape:
ya está escrito mi destino
y usé una tinta imborrable.

Mas al término de la tormenta
esas lágrimas solas se secan.
Y al cálido ser mi camino,
digo: -mágico, ¡bello destino!-

Y me permito al fin fluir.
Y me permito al fin vivir.
Y aún consciente de que volverá:
Me la creo.


Este es un poema con ritmo, rima y métrica semi-libres. No se apega al cien por ciento a las reglas de redacción poética pero vamos, aún no lo he estudiado como tal.
Yo lo considero un buen trabajo pero tú podrías considerarlo un texto en prosa libre si te parece más adecuado.

Mediante este, describo la montaña rusa de emociones que he vivido durante mis recientes semanas en Montreal. Las idas y vueltas, mi falta de estabilidad, de privacidad, mis momentos de nostalgia familiar, así como mis limitantes económicas, sociales, lingüísticas… y demás.
Si me conoces sabes algo sobre mi viaje, si no ¡sorpresa!

Déjame darte un tip personal sobre cómo leerlo: HAZLO CON CALMA, LÍNEA POR LÍNEA. Respeta los renglones, los párrafos y los signos de puntuación -también los puntos suspensivos-. Por algo están ahí, por algo se escribió así: pasión.

Vamos, anda, te aliento a volver a leerlo pero esta vez con pasión, como algo real. Imagina el sentimiento o emoción plasmado en cada renglón, bajo cada palabra, detrás de cada letra. Ponte el traje. No solo lo leas, siéntelo.


¿Ya lo volviste a leer? Continúa.

Mi conclusión: No soy intensamente feliz como creí que sería al llegar a Canadá. Más bien no es lo que esperaba, no es el tipo de concepto que tenía de la felicidad pero sigue siendo increíblemente genial.

Este viaje está cumpliendo su principal propósito: retarme como persona. Sacar todo lo que realmente tengo dentro, conectarme conmigo mismo, con esas emociones y sentimientos que salieron a flote en los pasados meses después de haberlos trabajado a fondo. Es el momento de la verdad. Los tengo de frente y estoy lidiando con ellos día tras día.

Extraño muchísimo a mi familia, a mis amigos, a mi país, a la comodidad de un hogar. Algo que duele y honestamente no creí que pasaría… y algo que me da miedo mencionar. Yo me sentía listo para vivir mi propia vida y tomar mis propias decisiones, ahora me estoy dando cuenta de que no. Obviamente tengo la capacidad de hacerlo, de agarrar el pedo y ser un chingón en la vida, la teoría la tengo bien clara. Lo que no esperaba era no estar listo para despedirme de mi familia. Han sido años y años de aislamiento personal, tiempo ‘desperdiciado’ en el que no los he valorado, esa es la realidad, es mi realidad: NO ERA YO.

Por loco que eso suene. -Pero ese es otro tema que tocaré en el siguiente párrafo- Las pocas semanas y días que realmente les dediqué en los pasados seis meses no se sienten suficientes para compensarlo, para recuperarlos. Para valorarlos. Siento que he perdido mucho tiempo, experiencias, siento que no conozco a mi familia y consecuentemente, que no me conocen.

Mis recuerdos son muy vagos, es decir, tengo problemas de memoria, a veces en verdad creo que tengo algún problema mental, que sigue habiendo más de una persona manejando este cuerpo, divago, dibujo, escribo, lo saco todo… después razono lo que estoy pensando, me convenzo de que todo está bien, me estabilizo, recuerdo que estoy en el hermoso, maravilloso …solitario… Canadá y que debería estar feliz, que estoy cumpliendo mi más grande sueño, aquel que básicamente moldeó gran parte de mi vida y todos lo saben. Así que me lleno de nueva energía, le hecho todos los kilos y me dejo llevar por unos días más.

Eventualmente los sentimientos regresan y vuelvo a empezar pero NO desde cero, voy avanzado de puntito en puntito. Considero que estoy aproximadamente en 0.5

¿Podemos redondearlo al 1?

Es por eso que me cuesta tanto trabajo mantenerme en contacto con México: es abrumador luchar a diario conmigo mismo. A veces se vuelve insoportable.

Soy fuerte. Soy inteligente. Soy una buena persona. Sé que todo estará bien y que tomaré las decisiones correctas. Es solo que requiero sacarlo, decirlo, mostrarlo, ya no me es suficiente dejarlo abandonando en mis notas. Algo dentro me grita que lo comparta con el mundo, es mi única forma de recuperar la tranquilidad, de recuperarme. De decirle a toda persona interesada que aquí estoy, que este soy y que no me he ido a ningún lado, al revés, estoy volviendo a mí.

Por ahora me mantengo firme en los planes originales, pero estoy abierto a los cambios, considerando distintas posibilidades y permitiéndome sentir todo. Además, la oferta de una vida en este hermoso país es tan prometedora que tengo fé de que en cuanto me estabilice tendré una calidad de vida suficiente que me permita viajar a México de vez en vez, como quienes viven en otros estados del país y vuelven en las reuniones o fechas importantes. Para no ser ese familiar o conocido lejano, ese del que nadie se acuerda. Para conocerlos de nuevo. Para disfrutarlos.

La cuestión es que me tomará tiempo. Es eso lo realmente dificil: el tiempo y la soledad.

Ahora, como último paso… comenta lo que entiendas, lo que pienses, lo que sientas, lo que quieras decir. Siempre es bien recibida una retroalimentacion, un consejo, sugerencia o una opinión.

Recuerda que las mejores cosas de la vida vienen escritas, lo estuvieron previamente o lo estarán en un futuro.

Gracias por leer a Fi… con letra.

Publicado en Escritura,Fi romántico,Vomito mental

6 comentarios

  1. Mariana Añorve

    Fii la experiencia (reto) más grande ya la has pasado, poner km de distancia de todo lo conocido y cierto!! No es rendirse ni defraudarse cuando afloran los sentimientos y estos causan dolor porque sabes que la cuna era segura y cómoda, es más bien el crisol que va dando forma al hombre que quieres ser. Animo!!! No es lo mismo pero existen, por lo menos dos o tres, medios de comunicación para sentirte cerca del terruño y de la gente que amas y extrañas más de lo que tú sabías 🥰

    • Fi

      Muchas gracias por sus palabras tía, la verdad la he tenido mucho en la mente desde aquella semana que pasamos juntos con mi abuelita. Gracias por ser como es y por darme ánimos, hay muchas cosas que me han tomado por sorpresa, incluso algunas que nunca me había planteado y que pareciera que para los demás son tan obvias, tan esenciales, tan fáciles a veces, es ahí dónde me doy cuenta de lo mucho que me he perdido al estar encerrado en mí mismo. Así que aquí ando, recuperando y recuperándome. Le mando un fuerte abrazo tía. Éxito!

  2. Mariana

    Tu aguanta porque te voy a ir a ver en verano próximo y vamos a soltarnos los cabellos con la fiesta que se arma en Santa Catarina Street 🤣😂🤣😂🤣😂🤣😂

  3. Laura Pastrana

    Pri! Sabes que soy fan de leerte, y veo cada cada escrito como vas mejorando, me encanta lo que hiciste con el poema, tus ideas se leen más congruentes y centradas.
    Por otro lado!!! No te desanimes , nadie dijo que sería fácil, si extrañas demasiado corre con tus primos, no los tienes tan lejos y sabes que siempre eres bienvenido! Y
    Cuéntame ya tus chocoaventuras! Yo también te visitaré pronto! Así que aguanta!!! Te quiero !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *